¡Hola mundo!

¡Hola mundo!

“Esta es tu primera entrada”. Así indica el asistente de WordPress que podría empezar a publicar cosas. Pues así se queda. Es gracioso ver que se ha mantenido el saludo Hello Word! con el que millones de personas empiezan a programar para un gestor de contenidos. Herramienta que, teóricamente, sirve para que las personas que no saben informática puedan compartir una especie de diario, bitácora, cuaderno de bobadas, o lo que quieran, de manera más o menos rápida, con el resto del mundo. Y así comienza mi blog porque yo hice el salto contrario. Del mundo de las letras, intento aprender informática porque ahora, en España, lo de currar en letras está bastante flojo.

Como hace tiempo leí, esto va a ser como una carta de amor: voy a empezar sin saber muy bien qué decir y voy a terminar sin saber muy bien qué he dicho. Bueno al menos lo importante es que algo quede, que no sea por no haberlo intentado.

¿Qué pondré por aquí? Pues lo que vaya saliendo de la mente cuando me apetezca escribiros. Sin orden ni concierto, como generalmente suelen ser las ideas en la mente.

Voy a compartir lo que me ha gustado, a modo de recomendación, para el disfrute de otros sobre productos que compro, servicios que disfruté, lugares…

Lo que he odiado y debo decir para evitar que muchos tropecemos en la misma piedra, muy típico en nosotros eso.  Aquí también pensaba poner situaciones de las que son culpables políticos, pero como ha entrado en vigor una ley un tanto abstracta de interpretar, me lo voy a ahorrar…por el momento.

Los sueños e ideas que vaya teniendo y pueda contar. Porque siempre puede ser bonito que alguien pueda sentirse identificado. La idea de ‘no soy la única loca’ me parece reconfortante. Mal de muchos, consuelo de tontos qué sé yo…

Seguiremos informando.

Gracias por estar ahí.

Anuncios